Publicado el

El sueño bifásico es adecuado para vos?

El sueño bifásico es adecuado para vos?

El sueño bifásico o polifásico es cuando el sueño se divide en dos o más segmentos durante el día y la noche. Es un patrón de sueño muy diferente al que la mayoría de la gente está acostumbrada en la actualidad, que es un largo período de sueño que dura de 7 a 9 horas, también llamado sueño monofásico.

El sueño bifásico solía ser la norma en las sociedades preindustriales, y últimamente ha despertado un gran interés entre las personas que desean aumentar su eficiencia o buscan una forma de descanso que se adapte mejor a sus ritmos circadianos. Entonces, ¿de qué se trata todo esto? ¿Deberíamos probar el sueño bifásico también?

Sueño bifásico y sus beneficios.

Hay dos tipos de sueño bifásico. Puede significar que tomes tu siesta en serio y realmente duermas por la tarde, como algunas personas todavía lo siguen haciendo en Grecia y España, o mismo en el interior de nuestro país. O puede ser que tu sueño nocturno lo dividas en dos partes con un pequeño descanso en el medio.

Según el experto en cronobiología Diego Golombek, este segundo tipo de sueño bifásico era la norma en la Europa preindustrial. Se dice que la gente se iba a dormir poco después del anochecer y tenían dos períodos de sueño durante la noche con un descanso en el medio que duraba una o dos horas. Durante el descanso, realizaban actividades ligeras que podían realizarse a la luz de la luna, como coser y tener relaciones sexuales (por cierto, NO revisar los smartphones).

En la década de 1990, el psiquiatra Thomas Wehr realizo un experimento en el cual quiso ver si se dejaba a un grupo de personas en la oscuridad durante 14 horas por día durante un mes. Hizo falta tiempo para que el sueño se regulara, pero para la cuarta semana, las personas habían adoptado un patrón de sueño bifásico. Primero dormían durante cuatro horas y luego se despertaban durante una o dos antes de caer en otro sueño de cuatro horas.

El sueño bifásico tiene algunos beneficios comprobados para nuestra salud y bienestar. Algunos científicos de hoy aseguran que las siestas son realmente buenas para nosotros y que tienen la capacidad de mejorar la memoria, el estado de alerta y el estado de ánimo. Algunos incluso piensan que ciertos tipos de insomnio se derivan del ritmo circadiano individual de una persona que favorece un patrón de sueño bifásico.

Desafíos

Si decidimos probar el patrón de sueño bifásico, los principales desafíos probablemente van a ser de caracter social, ya que el mundo moderno no se adapta fácilmente a otra cosa que no sea el patrón de sueño monofásico ya aceptado. Ya sea si decidimos seguir un patrón de sueño bifásico basado en la siesta o dividir el sueño nocturno en dos partes, lo más probable es que nos perdamos algunos compromisos sociales.

Eso no significa que no podamos intentarlo. Si lo hacemos, es necesario que tengamos en cuenta algunas cosas. Primero hay que manejar la ansiedad ya que cualquier horario nuevo nos llevará tiempo de adaptación. En segundo lugar, el sueño bifásico requiere un horario