¿Es mejor un colchón de espuma o de resortes?

Cuando imaginamos un colchón, pensamos en una superficie firme y suave a la vez, que nos permita dormir profunda y cómodamente. En eso estamos todxs de acuerdo. Pero, ¿qué pasa si nos preguntan de qué debería estar hecho para cumplir con esos requisitos?  Muchxs responderían sin pensarlo: ¡resortes! ¿Pero es realmente así?

A pesar de que la tecnología aplicada al sueño avanza muy rápido y de que muchos diseños novedosos fueron apareciendo en este último tiempo, la gran mayoría de la gente todavía cae en una idea errónea. Creen que para dar el soporte necesario, un colchón necesita resortes.

¿Qué implica un buen soporte?

Un colchón debería darnos, en esencia, dos cosas: comodidad y soporte. Volvés a tu casa después de estar a mil de todo el día, te tirás en el colchón casi que sin sacarte los zapatos y exhalás de placer y de paz: ¡BINGO! Tu colchón es cómodo.  Esto tiene que ver principalmente con el nivel de firmeza (como nos gusta llamar a nuestro colchón Calm: firme, ni muy blando ni muy duro).

Gráfico dureza colchón

Por otra parte, el soporte se refiere al sostén que el colchón puede darle a tu cuerpo: tiene que ser capaz de soportar tu peso y permitir que tu columna vertebral repose en la posición correcta. ¿Viste cuando dormís en algún sillón o colchón viejo y te levantas con la espalda dura y menos descansadx que cuando te acostaste? Ahora ya sabes la razón técnica: no te dio el soporte correcto. 

En Calm, tenemos un desafío para demostrarte que nuestros colchones tienen el mejor soporte y son el punto justo de firmeza y suavidadla prueba del mate. Apoyas un mate parado sobre el colchón y después te tirás de panzazo. Te apostamos lo que sea a que no se cae 😉.

Resortes vs. Espuma

Los colchones con resortes vienen en varios niveles de firmeza: a mayor cantidad de resortes, mayor soporte. Lo que se busca es la capacidad de adaptarse a distintos cuerpos: hay modelos para peso liviano, peso medio y de peso pesado (sí, como en boxeo).

Pero incluso con estas variantes, los colchones de resorte siguen siendo, en su mayoría, un sistema de “talle único” ¿Por qué? Porque la cantidad de tipos de cuerpos y tamaños que existen son más de 3: hay tantos cuerpos como personas en el mundo.

Mano presionando colchón de espuma - soporte

El colchón Calm, al ser de espuma de alta densidad, está diseñado para alinearse con cada cuerpo (posta, Calm es perfecto para todxs). Gracias a su confección, nuestro colchón puede distribuir uniformemente el peso corporal, dando soporte a varios puntos de presión y alcanzando el nivel perfecto de firmeza.

Tu espalda te lo va a agradecer y podés estar tranquilx porque va a ser así por muuucho tiempo (ofrecemos 5 años de garantía, pero su vida útil es de entre 5 y 8 años).

En cambio, por más bueno que sea, un colchón de resortes eventualmente se va a hundir, sumado al hecho de que tu cuerpo siempre va a tener que adaptarse a él (y no a la inversa: tu colchón tiene que adaptarse siempre a tus necesidades). Al ser más rígido, entre el colchón de resortes y tu zona lumbar queda un espacio, haciendo que tu espalda no esté del todo apoyada.

Entonces, ahora que sabemos que los colchones de espuma de alta densidad ganan por knock out, vayamos a lo importante…

Soporte del colchón de espuma: dos personas acostadas

Las benditas capas

Como con todo en este mundo en el que vivimos, la oferta y variedad de productos suele ser algo apabullante y el mercado de los colchones no es la excepción: no sabés ni por dónde empezar a buscar. Ya te decidiste a probar esto de los colchones de espuma y ver de qué se trata, pero ahora queda elegir entre las miles  opciones disponibles.

Algunas marcas van a intentar convencerte de que, para tener la mejor y más lujosa experiencia de sueño, necesitás un colchón con mil y un capas (y cobrarte extra por cada una de ellas, obvio). Pero en Calm priorizamos la simpleza y la funcionalidad: cada componente cumple una tarea específica y necesaria. Nada de adornos o cosas extra que sólo encarecen el producto y no modifican en nada tu descanso.

Radiografía del colchón

Por eso, nuestro colchón tiene nada más y nada menos que 2 capas: 

  • La capa inferior es de espuma de alta densidad de 30kg/m3 (la más alta). Es la que hace que el colchón soporte y distribuya el peso, que se sienta firme cuando te acostás, y que esa firmeza se mantenga por mucho tiempo.
  • La capa superior, más fina, es de espuma soft HD; la frutilla del postre. Logra que el colchón se amolde a tu cuerpo (como un lindo abrazo) y te de esa comodidad tan elemental y necesaria. Además, gracias a su porosidad, permite que el colchón se airee y que no retenga el calor: vas a dormir siempre frescx como una lechuga. 

el colchón

Mantenete alerta - Suscribite acá

    Seguir comprando Mi Carrito (0)
    Tu carrito está vacíoVolver a la Tienda
    Calcular Envío
    Aplicar Cupón